Asistentes de la Educación de Hualaihué celebran su día en grande

8 Octubre, 2012. Archivado en categoría:

El 9 de abril de 1991, los trabajadores no docentes presentaron una solicitud al entonces Ministro de Educación, Ricardo Lagos Escobar, para declarar el 1 de octubre como el Día de los Paradocentes y Administrativos de la Educación, lo que fue aceptado por el Gobierno.

Fue así que el 7 de septiembre de 1993, a través del Decreto Supremo de N° 615, se instituye el Día de los Trabajadores de la Educación. Este Decreto fue publicado siendo presidente de la República Patricio Aylwin Azocar y Ministro de Educación Jorge Arrate McNiven.

El fundamento para acoger esta importante iniciativa es el vital rol del personal codocente, apoyando diariamente la reforma educacional, tanto en lo valórico como en lo relativo a la convivencia escolar, prevención de drogas, deserción escolar, etc.

Además, los codocentes generan una instancia resolutiva de problemas, de igual importancia y utilidad que la desempeñada por los docentes de cada establecimiento. Junto con ello, el paradocente cuenta con un conocimiento extra aula del alumno, circunstancia que permite ahondar en el perfeccionamiento y capacitación del estudiante.

Celebrando al personal paradocente de Hualaihué

Ante la importancia del rol que cumplen los Asistentes de la Educación en la comuna, la Municipalidad de Hualaihué, a través de su Departamento de Educación, realizó una ceremonia el sábado 6 de octubre en el Liceo Hornopirén, la que contó con la presencia de Gladys Alvarado, Presidenta del Honorable Concejo Municipal; de los concejales Pablo Chávez, Rolando Uribe, Omar Uribe y Jaime Sotomayor; del Director del DAEM Luis Reyes, y de los directores de la Escuela Antupirén y Liceo Hornopirén.

En su discurso, Luis Reyes instó a los más de 80 asistentes que se encontraban en este acto, a seguir trabajando por el desarrollo de la comuna, recalcando el rol preponderante que ellos tienen en el proceso educativo.

“Estamos concientes de que su situación económica es muy precaria, razón por la cual continuaremos mejorando en la medida de lo posible los exiguos ingresos que actualmente perciben por su fundamental labor”, recalcó Luis Reyes.

En su discurso, Luis Reyes instó a los más de 80 asistentes que se encontraban en este acto, a seguir trabajando por el desarrollo de la comuna, recalcando el rol preponderante que ellos tienen en el proceso educativo.

Luego se dirigió a los presentes Gladys Alvarado, en su calidad de Presidenta del Concejo Municipal, en representación del alcalde de la comuna, destacando también la importancia de la labor que desarrollan los asistentes de la educación y motivándolos a que no bajen los brazos como asociación, en la búsqueda de mejorar su situación económica.

Premiando a los más antiguos

También se reconoció la labor de los funcionarios que han prestado más de 15 años de servicio a las distintas escuelas, recibiendo las siguientes personas un galvano:

  • Analí del Carmen Romero Soto (16 años)
  • Sandra Yanett Soto Soto (16 años)
  • José Carmelo Yuncún Aguirre (20 años)
  • Mabel del Carmen Muñoz Garrido (22 años)
  • María Teresa Paillacar Llanquín (22 años)
  • Alicia del Carmen Zúñiga Zúñiga (22 años)
  • Alicia Raquel Alvarado Oyarzún (25 años)
  • Jorge Segundo Soto Soto (27 años)

Finalmente, se ofreció un almuerzo y más tarde una cena de camaradería, en el comedor del internado del Liceo Hornopirén.

Los protagonistas opinan

“Es la primera vez que participamos, hemos encontrado todo súper bonito, nos estamos sintiendo muy bien, así que ojalá nos vuelvan a invitar los próximos años”, expresó Gloria Poveda, asistente de la educación de la Escuela Cataratas del Alerce de Hualaihué Puerto.

Su colega Rosa Agüero, de la Escuela San Francisco de Lleguimán, añadió que “estamos todos muy contentos por lo que ha hecho el Departamento de Educación, nos han tratado muy bien y el almuerzo estuvo muy rico”.

Una de las galardonadas fue Alicia Zúñiga, paradocente de la Escuela Mauricio Hitchcock de Contao con 22 años de servicio. “Doy las gracias porque ha estado todo muy bonito y rico, al igual que el año pasado. Estamos casi todos los que trabajamos en la Escuela Mauricio Hitchcock, así que estamos muy contentos. Somos muy unidos entre nosotros y mi trabajo me encanta. Soy la más viejita de mi colegio, aunque la verdad es que yo llevo incluso más que 22 años, porque entré a trabajar en el 85, cuando era alcalde Osvaldo Oelckers, claro que en esa época no nos contrataban. Trabajábamos de marzo a julio y de agosto a diciembre. Entré a los 17 años a trabajar, llevo toda una vida en el colegio, he visto crecer a niños desde muy pequeños y ahora trabajo con sus nietos”, relató.

En una situación completamente diferente se encuentra Irenia Cárcamo, quien recién entró a trabajar como asistente de la educación a la misma escuela. “Siempre quise trabajar en la escuela, así que doy gracias a Dios y a las personas que me dieron este trabajo. Saqué mi cuarto medio, que era lo que me faltaba, y comencé el 1 de agosto. Estoy feliz y es una emoción y una alegría muy grande estar aquí, porque es primera vez que participo en un evento así. Es una gran motivación”, concluyó.

Comentarios de los usuarios