Cosméticos naturales

6 Marzo, 2009. Archivado en categoría:

            Comencemos por el cabello. Ana Luisa Schmidt, de Peluquería Ana Luisa, recomienda, para evitar la caída del pelo, las emulsiones naturales de linaza y la de cadillo con ortiga. La primera se prepara hirviendo 250 g de semillas de linaza en agua (el agua debe cubrir las semillas), por 20 minutos. Posteriormente se debe colar la preparación y depositar el líquido en un envase.

            “Esta emulsión se aplica con la yema de los dedos, realizando un pequeño masaje en forma circular. Se repite el tratamiento todos los días, hasta que el líquido se termine”, explica Ana Luisa. La de cadillo con ortiga se prepara y aplica de la misma manera que la emulsión de linaza.

            Para el pelo seco o tinturado, Ana Luisa aconseja elaborar máscaras de masaje. Una es la de palta, que se prepara moliendo una palta mediana y mezclándola con un poco de aceite de oliva. Otra opción es la mascarilla de huevo, que se obtiene batiendo dos yemas de huevo con algunas gotas de aceite de oliva. “Las mascarillas se deben aplicar en pelo recién lavado, medianamente húmedo, y se deben dejar por 20 minutos, cubriendo la cabeza con una toalla o papel tipo Alusa, para finalmente enjuagar con abundante agua. El tratamiento se repite una vez por semana, hasta ver que el pelo se restaura”, detalla la experta. 

            Añade que estos tratamientos deben acompañarse con una dieta equilibrada abundante en líquido y cortes periódicos de las puntas del pelo para que sean efectivos.

            Para la piel de la cara existen muchas recetas de cosméticos naturales. Lo importante es saber qué tipo de piel se tiene. Si su rostro es normal a grasoso, puede aplicarse una mascarilla hecha con una cucharadita de miel, una clara de huevo y una cucharada de leche en polvo. Estos ingredientes se baten hasta formar una crema que se aplica sobre el rostro y la garganta, dejándola actuar por unos 15 minutos. Luego se quita con agua tibia y se aplica agua fría a la piel.

            La miel también sirve para tratar la piel seca. Si es su caso, puede confeccionar una mascarilla mezclando una cucharadita de miel, una cucharadita de harina, una cucharadita de aceite de oliva y una yema de huevo. Esta se aplica sobre la cara y la garganta y se deja sobre la piel por cerca de media hora, para luego retirar con agua tibia.

            El plátano, un alimento rico en vitaminas y potasio, también es un buen aliado para vernos más bellas y saludables. Sólo hay que moler un plátano y aplicarlo como una máscara para lograr una piel suave y tersa. Hay que optar por los plátanos maduros y blandos, aunque sin puntos negros. Opcionalmente se le pueden agregar diez gotas de jugo de limón y una cucharadita de miel a esta mascarilla. Se deja actuar por 15 minutos y luego se retira con agua tibia.

            Para las manos, que comúnmente se parten o agrietan, lo ideal es exfoliarlas e hidratarlas de manera regular. Lo primero se puede hacer mezclando jugo de limón con azúcar granulada. Se deben refregar las manos con esta preparación y luego enjuagarlas con agua tibia. Si lo hace una vez por semana, las células muertas y secas se caerán y sus manos lucirán rejuvenecidas. Para hidratar las manos prepare una loción a base de una cucharadita de miel y dos cucharadas de agua. Aplicándola con regularidad, la piel se acondicionará y no se volverá a agrietar.

            En internet hay mucha información acerca de éstas y otras recetas de belleza naturales. Algunos sitios web son: www.enplenitud.com, www.belleza-natural.com y www.lindisima.com.

Comentarios de los usuarios