La calidez del Programa de Residencia Familiar Estudiantil

27 Julio, 2012. Archivado en categoría:

Las mamás tutoras de Hornopirén.

Actualmente son 52 los/as estudiantes que forman parte de este programa de la JUNAEB en Hualaihué, que cada vez es más solicitado por aquellos alumnos/as que deben dejar sus hogares para proseguir con sus estudios, ya sea en Hornopirén o en Contao.

“Esto se debe, creo yo, a la entrega de las mamás tutoras. El insertarse en un grupo familiar, con calor de hogar, con cocina a leña, con comidas similares a las de sus casas, ayuda a que el desarraigo no sea tan grande. Además, pueden juntarse con sus compañeros/as para hacer trabajos, estudiar, etc. Nosotros nos preocupamos de elegir a mamás tutoras que de verdad se preocupan, que cuentan con casas con las comodidades básicas, y cuyas familias son sanas, es decir, sin antecedentes de violencia intrafamiliar, alcoholismo, etc.”, acota Claudia Árgel, asistente social del DAEM encargada de este programa.

Algunas experiencias

Durante un taller motivacional de este programa en Contao.

Ana Ramona Maldonado es una de las 7 mamás tutoras de la localidad de Contao. Actualmente viven en su casa dos niñas, Yasmin Mansilla, de Rolecha, y Camila Cahuas, de La Poza. “Ingresé al programa hace 7 años, porque me interesó darle una mano a los niños que vienen de lejos, además, tengo sólo una hija y pensé que sería bueno para ella compartir con otras niñas y niños”, cuenta.

Agrega que no pensó que iba a durar tanto en el programa, pero que, tanto para ella como para su hija Katia, la experiencia ha sido “muy bonita”, porque los niños y niñas que han estado en su casa han pasado a formar parte de su familia, así que, mientras pueda, seguirá siendo mamá tutora.

En Hornopirén hay 19 mamás tutoras. Una de ellas es Marta Soto, quien lleva 6 años en el programa. Vanesa Núñez de Chauchil y las hermanas Victoria y Tamara White de Puntilla Pichicolo, alumnas del Liceo Hornopirén, son quienes residen actualmente en su hogar.

Ellas llegaron hace pocos meses a la casa de Marta, pero dicen estar muy contentas y llevarse muy bien entre sí. “Nuestros papás están felices porque la beca de residencia nos va a servir cuando salgamos a estudiar fuera de la comuna. Además, para ellos es tranquilizante saber que hay una señora preocupada por nosotras, ellos saben que en esta casa estamos bien, que no nos vamos a enfermar, que nos cuidan”, coinciden Victoria y Vanesa.

El apoyo de JUNAEB

Claudia Árgel detalla que uno de los principales avances del último tiempo fue aumentar desde $50 a $70 mil el ingreso que las mamás tutoras perciben por cada alumno que forma parte del programa, igualando a Hualaihué con el resto de la Provincia de Palena.

Victoria White, Vanesa Núñez y Marta Soto.

Además, constantemente se efectúan actividades con las mamás tutoras y de origen, tales como charlas, talleres motivaciones, o el de sexualidad que comenzará en septiembre, en el que también participarán los alumnos/as. Para la organización de estas actividades, la JUNAEB le otorga recursos adicionales al DAEM, que este año superaron los $5 millones.

“Con eso se pagan los talleres, los traslados de los beneficiarios/as, podemos dar algo de ayuda social y contratar a profesores de apoyo pedagógico para los niños/as que lo necesitan. Está aumentando el apoyo y también el control por parte de la JUNAEB, que cada vez nos exige más a quienes trabajamos en este programa y a las mamás tutoras”, concluye Claudia Árgel.

 

Comentarios de los usuarios