La odontóloga Pamela Catalán responde: ¿Cómo afecta el estrés a mi salud bucal?

19 Diciembre, 2010. Archivado en categoría:

La siguiente respuesta fue preparada por Edgardo Gómez, alumno de sexto año de odontología de la Universidad Austral de Chile que se encuentra haciendo su internado en Hornopirén.

Según varios estudios, el estrés se define como un estímulo físico o psicológico que puede producir una tensión mental o reacciones fisiológicas que pueden llevar a una enfermedad.

Las implicancias de factores psicológicos para el desarrollo y progresión de la enfermedad periodontal es un tema que está siendo cada vez más investigado. Recordemos que la enfermedad periodontal se define como una inflamación de los tejidos que sostienen a nuestros dientes, la que de no ser tratada puede provocar la pérdida de piezas dentales.

Se sabe que las variaciones en la severidad de la enfermedad periodontal y su respuesta a la terapia son influenciadas por muchos factores individuales, tales como las condiciones sistémicas, la genética, el tabaquismo, la higiene oral y la edad. Las investigaciones también han concluido que existe una fuerte relación entre estrés, depresión y enfermedad periodontal. Existen dos mecanismos para el desarrollo de esta relación: uno biológico y otro de comportamiento.

El mecanismo biológico se explica porque el estrés y la depresión pueden reducir la función del sistema inmune y facilitar la inflamación crónica. Esto, a través de la producción de cortisol (una hormona secretada en las glándulas suprarrenales) que es capaz de reducir la inmunidad y la función defensora de los glóbulos blancos, lo que conlleva a un incremento de la colonización de bacterias en la cavidad oral y a una reducción de la habilidad para prevenir la invasión de los tejidos bucales por estas bacterias.

El mecanismo conductual se refiere a que cuando el individuo sufre de estrés o depresión, va a mostrarse propenso a llevar conductas nocivas para su salud, tales como fumar y beber en abundancia, llevar una dieta poco saludable y descuidar la higiene bucal. Esto nos lleva a un aumento de las bacterias que destruyen los tejidos que soportan nuestros dientes y, además, disminuye la resistencia de nuestro cuerpo a las mismas.

Estos hallazgos tienen repercusiones en el tratamiento a efectuar por parte del odontólogo, ya que siempre hay que apuntar al factor causal de la enfermedad periodontal, lo que derivaría en un tratamiento multidisciplinario de la patología. Por lo mismo, es importante que usted le manifieste a su odontólogo si está sufriendo de cuadros de estrés o depresión.

¿Tiene una pregunta relacionada con salud dental? Escriba a latejuela@gmail.com o deje un comentario después de este post.

Comentarios de los usuarios