Proyectos en Contao y Hornopirén: Soluciones sanitarias que nos cambiarán la vida

6 Mayo, 2009. Archivado en categoría:

            Como “uno de los proyectos más importantes de los próximos años” calificó el Alcalde de Hualaihué, Freddy Ibacache, la construcción de casetas sanitarias, alcantarillados y Plantas de Tratamiento de Aguas Servidas en las localidades de Hornopirén y Contao.

            Si todo sale bien, es decir, si todas las etapas de tramitación del proyecto se cumplen según lo presupuestado, las obras deberían comenzarse a fines de este año. Acerca de los plazos, las características y los costos de este relevante avance en infraestructura comunal vinieron a exponer a Hornopirén y Contao los responsables del proyecto, pertenecientes a la SUBDERE (Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo).

            Nelly Jiménez, profesional del Programa Mejoramiento de Barrios, el que es administrado por la SUBDERE y los Gobiernos Regionales y que tiene las misiones de otorgar soluciones sanitarias a la población de escasos recursos, reducir el déficit de cobertura de servicios de abastecimiento de agua y asegurar la disposición segura de aguas servidas en las áreas rurales, es quien encabeza el equipo que trabaja en Hualaihué.

            Ella expresa que los fondos para la ejecución de estos proyectos (en total, alrededor de tres mil millones de pesos) provienen de la SUBDERE, el Gobierno Regional y un préstamo del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) orientado a dar soluciones de agua potable y alcantarillado a localidades rurales.

            “Las condiciones que tienen que cumplir los beneficiarios directos (aquellos a los que se les construirá una caseta o se les mejorará su condición sanitaria, que en Hornopirén son alrededor de 490), son: que su puntaje de Ficha Protección Familia esté bajo los 12.666 puntos, que ellos sean dueños de su sitio o al menos su título de dominio se pueda sanear y que no hayan obtenido un subsidio del Estado que sea incompatible con este beneficio, o sea, que haya incorporado la parte baño y cocina”, detalla Nelly Jiménez.

            En cuanto a la soluciones sanitarias, Cristián Contreras, Ingeniero Civil y consultor a cargo del diseño de los proyectos en Hornopirén y Contao, definió que habrá tres tipos: “La primera es la construcción de una caseta sanitaria completa, que incluye baño y cocina. La segunda, una caseta intermedia (sólo baño) y la tercera es el mejoramiento del baño (conexión a la red pública). Además, si las familias beneficiarias no cuentan con arranque de agua potable o empalme eléctrico, se realizarán las conexiones a estos servicios”.

            A través de una encuesta se definió quiénes serán los beneficiarios directos y qué solución tendrán, así que si quedan dudas respecto a esto se puede llamar o ir al Departamento de Obras de la Municipalidad de Hualaihué.

            Los proyectos además incluyen, tanto en Hornopirén como en Contao, la construcción de un alcantarillado con las respectivas Plantas Elevadoras de Aguas Servidas (cuatro en Hornopirén y dos en Contao) para impulsar el agua servida desde los distintos puntos de las ciudades hasta las plantas de tratamiento (en Hornopirén se localizará en el sector de Los Canelos y en Contao cerca del Río Contao) y la pavimentación definitiva con evacuación de aguas lluvias de las calles por donde pasarán los ductos del alcantarillado.

            En el caso de Hornopirén, en estos momentos se está realizando el trámite para que Bienes Nacionales transfiera el terreno en el que se emplazará la planta de tratamiento. Posteriormente, el Comité de Agua Potable Rural de Hornopirén se hará cargo de la administración y mantención de la planta, al igual que el comité respectivo de Contao.

            Según los cálculos del ingeniero Cristián Contreras, la operación de la planta tendrá un costo de $4.350 por familia en Hornopirén, y de $3.060 en Contao. Este valor se sumará al costo del agua potable y se cancelará al Comité de Agua Potable Rural de Hornopirén y al de Contao según corresponda.

            Crucial fue dar a conocer esta información a los beneficiarios de este proyecto, ya que se requería de su compromiso a pagar esta cuota, porque ésta es la única manera de que las plantas se mantengan en buen estado y no se produzcan malos olores y otros desperfectos.

            Los que cuentan con un subsidio para pagar el agua potable podrán también optar a un subsidio para pagar la cuota por el tratamiento de las aguas servidas. Para solucionar las preguntas y problemas que se puedan suscitar a raíz de los distintos subsidios estará la Asistente Social Christa Cárcamo. Además, un profesional del área contable, Pablo Kalazic, apoyará a los comités de agua potable en la administración de los dineros y un ingeniero estará a cargo de la construcción y operación de las plantas durante 12 meses.

            Con este proyecto no sólo “ganan” los beneficiarios directos, sino que toda la comunidad de Hornopirén y Contao, ya que quienes lo deseen se podrán conectar al alcantarillado pagando lo que corresponda. El municipio firmará un contrato con la empresa que realice las obras para que esto se pueda hacer durante el transcurso de los trabajos.

            Está proyectado que las plantas tendrán una vida útil de 20 años. Considerando que el crecimiento de la población de Hornopirén a esa fecha superará los 2.500 habitantes, la planta respectiva tiene que pasar a Declaración de Impacto Ambiental, por lo que su tramitación demorará más que la de Contao, que se puede saltar este paso por no tener proyectado un crecimiento poblacional tan alto.

            Por otro lado, los profesionales aseguraron que las plantas de tratamiento cumplirán con todas las normativas sanitarias pertinentes (esto lo verificará la COREMA, Comisión Regional del Medio Ambiente) y que los Ríos Negro y Contao, donde se vertirán las aguas tratadas, no se verán dañados en lo absoluto.

            “Está demás decir que estamos saturados de fosos sépticos, algunos se están rebalsando y eso no da para más. Si queremos crecer como ciudad y desarrollar realmente una dimensión turística, tenemos que tener alcantarillado”, concluyó Freddy Ibacache.

Comentarios de los usuarios