Salmones Friosur: Comprometidos con el Liceo Hornopirén

27 Julio, 2012. Archivado en categoría:

Rodrigo Díaz, Claudia Figueroa, Roberto Ulloa y Fresia Sepúlveda tras la firma del convenio de la pre-práctica de los alumnos/as de acuicultura en la Piscícola Hornopirén.

El jueves 24 de mayo se firmó el convenio entre el Liceo Hornopirén y la Piscícola Hornopirén para que los alumnos de cuarto medio de la especialidad de acuicultura hicieran una pre-práctica, que comenzó el 5 de junio y que se extenderá hasta fines de noviembre en la Piscícola Hornopirén.

El convenio, de dos años de duración, también contempla la posibilidad de que los alumnos hagan sus prácticas intermedias en la empresa, al igual que sus prácticas formales. En el caso de éstas, la empresa ofrecerá 3 cupos para los estudiantes que mejor se desempeñen durante estos meses. Asimismo, profesionales de la empresa impartirán mensualmente charlas relativas a diferentes temas de la industria acuícola en el Liceo Hornopirén.

“Esto se inserta en la preocupación de Salmones Friosur, la empresa madre, por su entorno, jugando la educación un rol muy importante”, manifestó Roberto Ulloa, Jefe de Producción de la Piscícola Hornopirén, durante la charla introductoria a los alumnos que participarán de esta iniciativa, que se lleva a cabo por segundo año consecutivo.

Los 22 alumnos se dividieron en tres grupos, los que están efectuando pasantías de 2 semanas en la empresa. A su vez, estos grupos se subdividieron en 4, para pasar por las 4 unidades productivas: incubación, alevinaje, pre-esmoltificación y esmoltificación. En total, cada alumno estará 2 meses en terreno. Para ello, la empresa dispuso de un bus que va a buscar a los alumnos a las 8:40 de la mañana al Liceo Hornopirén, regresando a las 15:30 desde la piscicultura.

Roberto Ulloa durante la presentación del programa de la pre-práctica a los alumnos/as de acuicultura.

“En general la evaluación del año pasado fue positiva y por eso estamos contentos de poder continuar. Este año estamos haciendo un seguimiento más cercano y más frecuente, para ir ajustando lo que sea necesario, esperando que esto se mantenga en la medida que en conjunto lo hagamos bien. Además, este año hemos innovado agregando las charlas motivacionales y de carácter orientador por parte de nuestros ejecutivos y profesionales. Creemos que ésta es una tremenda oportunidad que nos presenta la comunidad de Hualaihué para poder entregar nuestros conocimientos y generar impacto en las localidades donde nuestra compañía tiene operaciones. En conclusión, nosotros tenemos toda la disposición, así que esperamos que los alumnos/as aprovechen la instancia y que otras empresas se abran a posibilidades como ésta”, agregó Roberto Ulloa.

Fresia Sepúlveda, directora del Liceo Hornopirén, agradeció las gestiones de la empresa, expresando que “esta es la única oportunidad que tienen los alumnos/as para llevar sus competencias a terreno, lo que les permitirá ser mejores trabajadores cuando egresen. Estamos muy contentos y esperamos que nos sigan apoyando y que más empresas se sumen, porque es de tremenda importancia el estar al tanto de las necesidades actuales y futuras de las empresas para poder darle una mejor educación a nuestros alumnos/as”.

Apoyando el deporte

En otro ámbito, la Piscícola Hornopirén donó 11 pares de zapatillas de clavos a los alumnos/as que practican atletismo, para que puedan competir en mejores condiciones en el próximo campeonato provincial del 4 de agosto.

Tras la entrega de las zapatillas de clavos a los/as atletas del Liceo Hornopirén.

Sandra Molina, profesora de educación física del Liceo Hornopirén, cuenta que “por primer año, los Juegos Deportivos Escolares incluyeron a las categorías correspondientes a la enseñanza media en el atletismo, pudiendo participar nuestros alumnos/as. Llevamos 37 alumnos/as al comunal, en las categorías, 95-96, 97 y 98-99, y volvimos con 42 medallas”.

Esto implicó que 22 niños/as clasificaran para el provincial. “En ese minuto me entró la desesperación, porque ninguno tenía zapatillas de clavos, algo demasiado importante para competir en igualdad de condiciones”, añade la docente.

Así fue como comenzó con las gestiones para conseguir zapatillas, enviando una carta a la Piscícola Hornopirén, respaldada por Fresia Sepúlveda.

“Rápidamente nos respondieron que nos donarían 11 pares, así que enviamos los números que necesitábamos”, expresa Sandra Molina, quien aún no puede creer lo rápido que llegó la respuesta de esta empresa.

“Nuestro objetivo es ayudar a la rama de atletismo del liceo, la profesora me decía que van a compartir las zapatillas así que espero que les sean de gran utilidad, que ganen muchas medallas para el liceo y que nos mantengan informados de sus resultados en el provincial y en las siguientes etapas”, les dijo a los atletas Rodrigo Díaz, encargado administrativo de la Piscícola Hornopirén, durante la entrega de las zapatillas.

 

Comentarios de los usuarios