Año 1, Nº7, Edición Especial, Diciembre 2009

21 Septiembre, 2012. Archivado en categoría:
WordPress Gallery Plugin
Información adicional
La idea de realizar esta edición especial dedicada a la historia de la comuna nació de Catalina García, diseñadora de La Tejuela, y de su directora, Marian Zink, tras conversar en varias ocasiones con personas de distintas edades que nacieron en Hualaihué o que llegaron posteriormente y que han presenciado cómo ha cambiado y evolucionado la comuna.

Como buenas santiaguinas, imposible no impresionarnos con las historias de los niños de antes, que debían caminar horas, pasando por los ríos, los bosques y a veces la nieve -muchas veces descalzo- para llegar a la escuela.

Como periodista, me tentó la idea de rescatar cómo era la vida en el pasado: el sacrificado trabajo del alercero, la implacable pobreza que afectaba a la gran mayoría de las personas, ese aislamiento tan limitante...

Este es un homenaje a aquellos que toda su vida trabajaron duro para sacar adelante a sus familias y a esta comuna. Forasteros que llegaron a partir de 1850 aproximadamente y que de a poco se fueron asentando, formando sus familias y forjando las bases de lo que actualmente conocemos.

También es un homenaje a aquellos que llegaron a partir de 1979 -cuando la comuna se constituyó formalmente como tal- y emprendieron el gran proceso de modernización que desde entonces se ha vivido en todas las áreas (salud, educación, infraestructura urbana, economía, etc.).

Quiero agradecer a todos los que han apoyado a La Tejuela desde que partió en diciembre del año pasado: a los empresarios que avisan en la revista, al municipio, a las distintas personas a las que he entrevistado... Si no fuera por ellos, tal vez no estaría escribiendo esto.

De manera muy especial quiero dar las gracias por esas conversaciones, en varias ocasiones acompañadas por una rica once, que compartí en los últimos meses con muchos de los entrevistados que aparecen en esta edición especial. Y lamento no haber alcanzado a visitar a muchos más cuyas experiencias -estoy segura- hubieran sido un gran aporte para esta edición especial.

Mis más sentidas disculpas a las comunidades de las localidades a las que, también por un motivo de tiempo, no logré llegar y cuya historia no pude incluir de manera detallada en esta edición. Lo tomo como un desafío y un compromiso que espero poder materializar más adelante.

Esta edición especial no pretende ser un texto de estudio ni un libro de historia: es una revista que recoge la visión y las vivencias de los habitantes de Hualaihué. El objetivo, aportar con el rescate del patrimonio cultural que esta comuna debe comenzar antes de que los recuerdos y las historias de nuestros vecinos más antiguos se pierdan para siempre. Ello, entendiendo que el conocer lo que fuimos es vital para comprender lo que somos y para proyectarnos y perfilarnos hacia el futuro.

Mención aparte quiero hacer a un reconocido vecino de la comuna con el que tuve la suerte de reunirme poco antes de su repentina muerte: Alfredo Armando Hernández Suárez (1926 - 2009). "Tengo amigos en toda la comuna, porque fui Alcalde de Mar por 25 años, Inspector de Distrito desde Chauchil a El Manzano cuando la comuna todavía no se formaba, navegante, funcionario de Correos, concejal entre 1992 y 1996", me dijo al iniciar aquella conversación en el living de su casa de Hualaihué Puerto, donde me recibió junto a su señora Guillermina Vera el sábado 3 de octubre. Dos semanas después, el sábado 17 de octubre, don Armando fallecería en el mar tras fondear uno de sus botes, al parecer por insuficiencia respiratoria. Sin duda, una gran pérdida para Hualaihué.

Agradezco también al Fondo de Fomento de Medios Regionales de la Secretaría Regional Ministerial de Gobierno de Los Lagos por el financiamiento otorgado para concretar esta edición especial.

Finalmente, los invito a que me hagan llegar sus comentarios al correo electrónico de la revista, latejuela@gmail.com.

Se despide afectuosamente,
Marian Zink Papic
Directora
Comentarios de los usuarios